Alfred North Whitehead Sección Libros Descargas Charlas Acerca de





Linkblog
Suscríbete a la sección links con este feed rss

Todo escrito en este blog es mi opinión personal y no representa necesariamente el punto de vista de mi empleador.

Como vender aire

-Bueno, les llamé porque vamos a lanzar un nuevo producto, y necesito que me hagan la campaña de lanzamiento.
-Excelente, nos gustan los desafíos. Cuéntanos de qué se trata.
-Vamos a lanzar una margarina aireada.
-¿Perdón?
-Una margarina aireada, con aire.
-Ah OK. Margarina con aire. ¿Aire del sur de Chile? ¿Los Alpes Suizos? Ya veo el comercial con pasto verde, vacas y cielos…
-No no no, nada con el aire. Es aire normal, no podemos hablar de eso.
-Muy bien. Margarina con aire normal entonces.
-Si. Como les iba diciendo, es margarina con aire, y viene en el mismo envase que nuestra margarina normal, pero en vez de 500 gramos, viene solo 350 gramos.
-Perfecto! Entonces nos podemos ir por el camino del ahorro, la economía del hogar, etcétera. Perfecto para esta época del año.
-No, es más cara que la normal.
-La de 500 gramos…
-No, la de 350 gramos es más cara, pero la gente no se da cuenta. Les cobramos un poquito menos, pero viene solamente 350 gramos de margarina.
-Pero con aire…
-Exacto.
-No debe ser fácil mezclar margarina con aire.
-Para nada.
-OK, tenemos margarina aireada, con aire normal, más cara que la margarina normal. ¿Entonces cuál es el beneficio que nuestra campaña debería comunicar?
-Es más liviana.
-Ahí está! Más liviana… el mundo light, podemos hablar de la figura, la salud. Excelente.
-No no, esta tiene mucho más calorías que la otra…
-¿Cómo?
-Con liviana me refiero a que pesa menos. Es más liviana.
-Si, nos dijo que pesaba 350 gramos en vez de 500.
-Exacto.
-Muy bien. Tenemos mantequilla, perdón, margarina… con aire común y corriente, un poco más cara que la normal, y con más calorías.
-Así es.
-Perfecto! Estoy seguro que se nos va a ocurrir una buena campaña.
-No quiero hacerles la pega, pero estaba pensando en un pan tan liviano, que vuela.
-Estoy seguro que se nos va a ocurrir algo. ¿Hablamos en una semana más?
-Me parece. Gracias por venir!

Por qué pienso que Wikileaks es un error (y sobre la responsabilidad de hacernos la pregunta)

wikileaks-logolittleWikileaks es el tema del momento. Su impacto en el periodismo, su impacto en la política, y su rol como fenómeno en la web son todos dignos para ser analizados. Pero lo que me llama aún más la atención es el apoyo incondicional al proyecto de Julian Assange por parte de la comunidad digital.

La transparencia y la apertura siempre han sido causas populares para nosotros los internautas. Casi por definición, nuestro apoyo es para el “underdog”, para lo disruptivo, para el más debil que parece necesitar algo de apoyo. Open Source versus Software Propietario. Obama versus McCain. El Medio Ambiente versus Barrancones. Y Wikileaks versus la Información Privilegiada.

Si bien encuentro una virtud de internet el hecho que podamos apoyar al que lo necesita (democratizando la toma de decisiones en el proceso) creo que en algunos casos falta una mirada más critica antes de apoyar a lo más obvio. Wikileaks, en mi opinión, es uno de esos casos. Claro, a primera vista la transparencia y el acceso libre es mejor que los secretos y las cajas fuertes.

Pero yo opino que Wikileaks es un error, y esto es porque:

El mundo no funcionaría sin información confidencial.

Uno puede hablar de secretos (una palabra con una connotación muy negativa) pero lo que desclasificó Wikileaks es información confidencial, y el mundo no funciona sin eso. Es imposible que dos países vecinos tengan la misma información. Es imposible que entre dos empresas competidores no existe información exclusiva (el próximo “leak” de Wikileaks es sería sobre un banco grande en EEUU). Todo el mundo -las relaciones diplomáticas, empresariales y sociales- está hecho a base de la asimetría de información. Para no ir más lejos: ¿como quedarías tú si alguien haría público todos tus emails personales y laborales, twitter DMs y mensajes Facebook? Todos tenemos información diferente, y eso está bien. El hecho de tener información “confidencial” no nos convierte en malas personas.

Por supuesto: uno puede no estar de acuerdo con la política exterior de EEUU, o con lo que dijo tal embajador sobre tal figura política. Eso es una cosa. Defender la postura que toda la información diplomática de un país debe ser pública, es otra.

Los documentos no eran secretos.

Los cientos de miles de cables que está publicando Wikileaks ya estaban disponibles para todos los que necesitaban tener acceso a ellos, en una intranet del ejercito de EEUU. Bradley Manning, el soldado que los filtró, tenía acceso a ellos. El hecho que el gobierno de EEUU puso estos cables a disposición de todos sus soldados (y los de varios países amigos) es en si una muestra de transparencia. Claro que por culpa de Wikileaks, este tipo de transparencia (y muchas iniciativas más en esta dirección) dejará de existir. Uno podría discutir que Wikileaks tiene el efecto contrario a lo que busca Julian Assange.

¿Quien es Julian Assange?

julianassangeTambién creo que es importante entender quién es Julian Assange y cuales son sus motivos. Supuestamente gran parte de sus colaboradores lo habrían abandonado en el último tiempo por tratarse de un personaje extremadamente autoritario y egoísta. No puedo opinar sobre eso (ya que no conozco al señor Assange) pero sí creo que es importante hacernos la pregunta. ¿Qué pasa si Julian Assange está actuando por motivos personales? ¿Está bien que se concentre tanto poder en una sola persona y que esa persona define qué merece ser desclasificado y qué no, poniendo en riesgo nuestra seguridad y la estabilidad de las economías de los cuales dependemos?

Claro, pueden haber gobiernos que actúan por intereses propios también, pero la gran mayoría de los gobiernos son producto de un proceso democrático. Los líderes cuentan con el control de sus coaliciones, de una oposición y de todos nosotros. Nadie eligió a Julian Assange, nadie lo está controlando, pero de alguna forma nos está representando a todos, sobre todo si uno ve el apoyo que está teniendo en la web.

Creo mucho en la libertad de expresión y en el cyber-activismo. Pero también creo que todos los que tenemos los medios para difundir nuestra opinión y respaldar públicamente a organizaciones, personajes, gobiernos o ideas, tenemos la obligación de ver más allá y no ponernos al lado del “underdog” por definición, solo porque sus ideas calzan a primera vista con algo que suena positivo.

El poder que nos entregan los medios sociales, viene con esa responsabilidad. Solo si le damos el peso a esa responsabilidad, los medios sociales nos ayudarán a cambiar el mundo para mejor.

Las dos leyes de la inteligencia colectiva

Hoy, en medio de una abundancia de información, una escazes de tiempo, y herramientas que nos conectan a todos, estoy viendo dos fenómenos que sirven para entender a la nueva audiencia con la cuál nos enfrentamos en la comunicación masiva.

1. La audiencia sabe menos de lo que piensas.
2. La audiencia es más inteligente de lo que piensas.

Dejame explicar estas dos ‘leyes’ (que, a primera vista, pueden parecer contradictorias) a partir de dos ejemplos.

La audiencia sabe menos de lo que piensas.
La cantidad de información a la cuál tenemos acceso es cada vez más grande. Si antes todos accedían mas o menos a las mismas fuentes, hoy la entrega de información es mucho más fragmentada. Claramente, la audiencia tiene mucho más conocimiento que antes, pero asumir que todos sabemos o conocemos todo, es un error. Esto tiene que ver con el siguiente fenómeno.

Muchos deben conocer este juego: Juan piensa en una canción conocida y golpee sobre una mesa el ritmo de esa canción, para que Pedro adivina de que canción se trata. Los que han jugado este juego saben que es muy frustrante: Juan, con la canción en su cabeza, no puede entender cómo Pedro no adivina cuál es la canción, si es tán fácil! Esto se da porqué Juan complementa la información que le entrega a Pedro (el ritmo) con la información que tiene en la cabeza (la melodía).

Es muy difícil ponerse en el lugar de la persona que tiene menos información que uno. Muchas veces no sabemos exactamente que parte de la información nuestra audiencia conoce y que no. Además es muy difícil olvidarnos de lo que sabemos para ponernos en los zapatos de los que tienen solamente la información parcial.

A los que trabajamos en comunicación masiva, esto nos pasa todos los días. Tenemos una melodía en la cabeza, y confiamos que nuestra audiencia adivina la canción con sólo escuchar el ritmo. Ahora, con la inmensa cantidad de información ahí afuera, y la fragmentación de esta información, este efecto se da aún más. La especialización que se ve en tantas partes (especialización laboral, científica, etcétera) también se da en cuanto a los hábitos de informarse. Ahora que tenemos la opción, cada uno arma su propia dieta informativa, eligiendo así lo que queremos saber.

La audiencia es más inteligente de lo que piensas.
Consiente o no, la audiencia, de forma conectada, es más inteligente de lo que piensas. Imagínate el siguiente experimento.

A un grupo de 100 personas se les muestra un jarro con pequeñas pelotitas. Cada persona, independientemente, adivina cuantas pelolitas contiene el jarro. Resulta que el promedio de las adivinanzas casi siempre está entre los mejores resultados. Podemos repetir este test 50 veces con diferentes jarros, pero la respuesta agregada del grupo siempre es una excelente respuesta. A mi me parece fascinante esto. Para los que piensan que es lógico: si a las mismas personas les pido correr un kilómetro, el tiempo promedio siempre va a ser mediocre.

La audiencia ahora es conectada, y conectada, es más inteligente.

La comunicación masiva se mueve entre estas dos fuerzas: individualmente, la audiencia sabe menos de lo que muchas veces asumimos, pero en forma agregada, es más inteligente que nunca (algo que aprovechan muy bien los Alternate Reality Games).

Esta dinámica, estas dos leyes, serán cada vez más importantes para los que trabajamos en comunicación masiva. No hay que subestimar a la audiencia como un todo, pero tampoco le podemos pedir a cada individuo que este informado ahora que tiene la opción de informarse de mil formas diferentes.

17-07-2009 | Contenido estático

Twitter y las Empresas

El siguiente texto también aparece en el informe del censo Twitter en Chile, publicado por www.140.cl

El rubro de la comunicación masiva, observando cómo se derrumben los pilares de su modelo de negocio (los medios realmente masivos y la capacidad de interrumpir a través de ellos), está abrazando anciosamente todo lo que se mueve en la web, y Twitter no parece ser una excepción.

Pero antes de empezar a explorar cuál es el rol de Twitter en la comunicación de las empresas, hay un par de cosas importantes para destacar. Twitter no fue hecho como medio de comunicación para las compañías. Y eso es bueno. Twitter -como la gran mayoría de los sitios web de uso masivo hoy- es un espacio dominado y gobernado por sus usuarios, personas de carne y hueso sin una agenda más allá de participar en una conversación dinámica y ganarse el respeto de sus pares, consientes o no del hecho que están aportando su granito de arena en la creación de un verdadero medio colaborativo con una agilidad inigualable.

Lo importante es que ninguno de estos usuarios está esperando ser interrumpido por publicidad. Por lo tanto, si queremos como empresa participar en este evento, será bajo las reglas de la audiencia. Esta audiencia va a elegir seguirnos, y nos va a dejar de seguir el momento que dejemos de respetarla. Aquí, el control lo tiene el consumidor. No existe presupuesto para comprar atención en Twitter.

¿Debería mi empresa estar en Twitter?

Antes de subirse, hay que preguntarse si realmente es buena idea entrar en este medio. ¿Hay material para ‘twittear’? ¿La comunidad estará esperando nuestros aportes? ¿La percepción que tiene la comunidad de nuestra marca, permite exponernos a la crítica de una red social? No todas las marcas necesitan estar en Twitter, claramente. Mas aún, si les preguntamos a los usuarios mismos, probablemente muy pocas marca deberían estar.

Crear una cuenta para registrar la @marca antes que otra persona lo haga nunca es mala idea, pero antes de empezar a usarla, hay un par de cosas para tener en consideración.

Autentico y transparente

El error más grande que se puede cometer en Twitter es subestimar a la audiencia. Las empresas no ocupan Twitter, la gente ocupa Twitter, en este caso, en representación de las empresas. Esa es una gran diferencia. Cuando se escribe en nombre de una empresa, hay que asumirlo (y si eso es un problema, probablemente fue mala idea haber creado una cuenta desde el inicio). Como todos sabemos que una empresa tiene intenciones comerciales, esconderlos es un insulto para la comunidad.

Probablemente el mejor ejemplo de una empresa en Twitter es Dell, el fabricante de computadores. La compañía maneja 34 cuentas, y en su sitio corporativo menciona quienes son los que mantienen estas cuentas (si, ¡son personas reales! compruébalo en www.dell.com/twitter). Dell es la primera empresa que logró ganar dinero a través de Twitter, siendo transparente y potenciando su agenda comercial más que escondiéndola. La empresa publica en @DellOutlet sus mejores ofertas de equipos refaccionados o con demasiado stock. No solamente los consumidores siguen a Dell, pero sobre todo los dueños de las tiendas independientes, que terminen comprando en este ‘outlet virtual’ para traspasar los buenos precios a sus clientes. Y eso nos lleva al siguiente punto:

Twitter es un medio inmediato

Hay que tener en cuenta que un Tweet (un mensaje en Twitter), si bien queda guardado para siempre, tiene una vida efectiva de solo un par de minutos. A medida que otros usuarios siguen escribiendo, nuestro tweet se hunde para luego desaparecer de los mensajes visibles por nuestros seguidores. Es por esto que lo que se escribe en Twitter tiene que tener relación con lo inmediato, la oportunidad o la actualidad. La muerte de Michael Jackson, por ejemplo, es un ejemplo de una típica noticia Twitter y terminó por colapsar el servicio. Dudo que una noticia comercial alguna vez logre eso, pero si decide crear una cuenta corporativa, esto sería un interesante objetivo ;)

ifyoutalkedtopeople

El lenguaje adecuado

Todo lo que se escribe en Twitter es limitado a solo 140 caracteres. En otras palabras: Twitter es la pesadilla del abogado. Si los blogs corporativos ya cambiaron timidamente el lenguaje empresarial, Twitter viene a modificarlo por completo. Esto es una mala noticia para el departamento legal, pero es una buena noticia para todos esos consumidores que han esperado años para ver la verdadera cara de la compañía. El límite de los 140 caracteres obliga a abandonar el lenguaje oficial, empaquetado, estandarizado, para por fin comunicarnos en un tono humano. Si hay una razón por la cuál la gente quiera seguir a una empresa en Twitter -aparte de los beneficios como en el caso de Dell- es esta. Claro que el tono de voz tiene que estar en línea con la empresa. Pero eso no significa que tiene que parecerse a un contrato o un brochure corporativo.

Crear una cuenta para una empresa probablemente no es una mala idea. Pero con respeto. Recordando siempre que las empresas estamos en calidad de invitados. Tener experiencia previa en Twitter, con una cuenta personal por ejemplo, puede ayudar mucho para entender este fenómeno.

Finalmente, Blaise Pascal alguna vez dijo: “Te he enviado una carta larga, porque no tenía tiempo para escribirte una corta”. Suerte con el desafío de los 140 caracteres.

@paulbeelen
Ilustración de @GapingVoid (Hugh MacLeod)

Publicidad contextual en el mundo real

Cuando hablamos de publicidad contextual, muchos pensamos en Google con su programa Adwords. Pero en realidad, el contexto es algo que siempre ha ayudado a hacer más relevante - y por lo tanto, más efectivo - un mensaje publicitario. Aquí dos ejemplos:

lacreme450
Este restaurant está situado en el patio interior de tres edificios de oficinas de gran altura (en Santiago, Chile). Por lo tanto, su techo es el lugar perftecto para comunicar la información de despacho. Esta publicidad es efectiva por su contexto: en este caso, las oficinas que rodean al restaurante.

taipan450
El segundo ejemplo es más común. Este restaurant Chino, como tantos otros restaurantes, regala imanes para el refrigador. Tomando en cuenta que llamar al restaurant es la alternativa de cocinar en casa, la cocina (y especialmente el refrigerador) es el contexto perfecto para anunciar.

En ambos casos, el contexto, y no la creatividad, hace que estos acciones de marketing funcionan. ¿A quién se le ocurre otros ejemplos del uso de contexto en la publididad para el mundo ‘real’?

La prensa escrita y el trade-off entre ubicuidad y comodidad

Esta entrada fue inspirada en un excelente post de Eduardo Arriagada, y su posterior invitación a opinar.

Dentro de muchas conversaciones sobre periodismo y medios estoy echando de menos un tema que me parece clave: la clasificación de contenido, y especialmente la clasificación de las noticias. Hay cosas que solo son relevantes ahora mismo (Michael Jackson acaba de fallecer), hay cosas que siguen siendo interesantes en un par de días más (Michael Jackson falleció debido a un ataque cardiaco), y existen esas cosas que son interesantes siempre (Michael Jackson dejó un legado de música imperdible).

La existencia de las revistas, los diarios impresos y los medios electrónicos se superpone a esta clasificación. Es la expiración de la noticia la que finalmente determinará cuál es el soporte más adecuado, en un trade-off entre ubicuidad y comodidad.

En este trade-off hay que tomar en cuenta que lo que nuestra generación puede considerar incómodo (leer en pantallas, o más aun, en pantallas de 3 pulgadas), para la próxima generación puede ser lo más natural del mundo. Las versiones flash de medios físicos, a mi juicio, son un claro ejemplo de una tecnología que existe solo por el hecho que nos encontramos en una etapa de transición, intentando de mezclar lo mejor de dos mundos para un público acostumbrado a lo antiguo pero tentado por lo nuevo.

Tal como el periódico reemplazó al mensajero con su caballo por razones de velocidad y eficiencia, la web está reemplazando al periódico en su función de entregar la ‘ultima noticia’, básicamente por las mismas razones. El problema que queda por solucionar se debe al simple hecho que esta nueva tecnología -no como su antecesora- es ultra accesible, mientras el actual modelo de negocios de los medios masivos se basa en su propia escasez.

El ‘acuerdo’ que existe entre los medios masivos, la audiencia y los avisadores, donde cada uno tiene su rol especifico y cada uno sale ganando, se derrumba cuando la audiencia -y luego los avisadores- pierde su interés en un medio que deja de satisfacer una necesidad.

Por lo mismo, no tengo dudas que los periódicos, en su actual función de entregar noticias, tienen sus días contados. Tampoco tengo dudas que siempre habrá una demanda por lo impreso, lo físico. Otra cosa que está mas que clara es el hecho que ahora todos somos periodistas, algo que no quita el hecho que necesitamos editores (en realidad, más que nunca) validando y filtrando el creciente stream de hechos, opiniones e ideas. Si esos editores son humanos, habrá gente dispuesta a pagar algo por el valor que ellos agregan a la experiencia de informarse. Si son maquinas, probablemente no.

Hugo: leche, jugo, el engaño y los consumidores conectados

En un mundo con consumidores conectados, algo que le sirve muchisimo a una marca es tener una historia que contar. Historias representan emociónes, son memorables, y generan simpatía y cercanía para una marca. A través de historias, los consumidores comenten una marca en la oficina, en una fiesta de cumpleaños, en blogs y a través de Twitter.

Una de esas historias es la Richard Reed, Adam Balon y Jon Wright. En 1998, cansados de los jugos artificiales, estos tres amigos ingleses gastaron 500 Libras en frutas y empezaron a crear recetas propias. Una vez satisfechos con el resultado, arrendaron un puesto en un festival de música en Londres y empezaron a vender sus productos. Al lado del puesto habían dos buzones, un buzón con el texto NO y el otro con SI. A sus clientes les pidieron depositar las botellitas vacías en uno de los dos buzones, respondiendo así la pregunta si los tres deberían renunciar a sus trabajos actuales para dedicarse a hacer jugos.

El buzón SI se llenó en un par de horas. El lunes siguiente los tres amigos renunciaron.

Así nació Innocent, una marca de jugos 100% naturales, con un imagen de marca extremamente puro, auténtico y -claro- inocente. Los envases reflejaban completamente esta filosofía, con un look muy casero. Los primeros comerciales fueron hechos por los mismos fundadores con muy bajo presupuesto.

Con esta historia como base, Innocent creció y vende hoy más de 2.000.000 de smoothies por semana, en varios países Europeos. En abril de este año, los dueños vendieron el 20% de su compañia a Coca Cola, decepcionando a algunos de sus clientes más fieles.

innocenthugo

Esta misma Coca Cola, a través de su sucursal Andina, lanzó Hugo, una mezcla de leche y jugo. Hoy vi el comercial, con una mezcla de asombro y pena.

El lanzamiento de Hugo cuenta la historia de Hugo, el que inventó esta mezcla de leche y jugo. Al menos, eso es lo que Coca Cola quiere que creemos.

Según se ha anunciado, un blog y un canal en Twitter serían parte de la campaña. También hay una página en facebook: ‘Un día empece a mezclar frutas con leche. Esas mezclas, se las dí a probar a mis amigos, vecinos y parientes. Como vi que a todos les gustaba, decidí tener mi propia marca. Hugo mezclas con leche y jugo’. Claro.

En un mundo con consumidores conectados, tengo la esperanza que este tipo de cosas ya no resultan. Quiero pensar que, entre todos, nos damos cuenta que engañarnos de esta forma -si bien hace 5 o 10 años podría haber resultado- hoy ya no es aceptable.

Innocent debe su éxito a la autenticidad. Intentar de recrear esa autenticidad considero un insulto para la audiencia.

29-06-2009 | Contenido estático

Actualizando la sección libros

libros3

Me puse al día con la sección Libros, los siguientes libros se agregaron:

Made To Stick (Chip Heath & Dan Heath)
Gut Feelings (Gerd Gigerenzer)
Buyology (Martin Lindstrom)
The Long Tail (Chris Anderson)
Fooled By Randomness (Nassim Nicholas Taleb)
Life After the 30-Second Spot (Joseph Jaffe)
Blink (Malcolm Gladwell)
Everything Bad is Good For You (Steven Johnson)
All Marketers are Liars (Seth Godin)
Convergence Culture (Henry Jenkins)
We The Media (Dan Gillmor)
Smart Mobs (Howard Rheingold)
The Anatomy of Buzz (Emanuel Rosen)
The Search (John Battelle)
The Tipping Point (Malcolm Gladwell)
The Revolution Will Not Be Televised (Joe Trippi)

Todos estos libros también están disponibles en mi Tienda Amazon.

26-05-2009 | Convergencia, Periodismo

El Mito de LUN.com

El éxito del sitio web de Las Ultimas Noticias es para muchos un verdadero misterio. Este sitio, que según ‘expertos’ va en contra de todo lo que debería ser un buen sitio web, se ha convertido en un caso a analizar y -para algunos- en un ejemplo a nivel mundial. Inspirado en un excelente post de El Francotirador, quiero explorar el por qué de este aparente éxito.

La presentación que hizo Agustin J. Edwards en el congreso de la INMA en Miami es titulada ‘Aprovechando Internet en favor del modelo de periodico tradicional’, refiriendose al hecho que, en el caso del sitio de LUN, se optó por simplemente llevar el diario impreso a la web. Tal cuál, del papel a la pantalla. El resultado es un sitio con un costo muy bajo, y una audiencia alta. Sin embargo, a mi juicio, publicar el papel en la web es como transmitir un programa de radio por televisión.

Me parece muy peligroso tomar este caso como un ejemplo de como se debe llevar un periodico a la web. Claro, es imposible negar que las estadisticas están muy bien. Pero el éxito de LUN se debe, a mi juicio, a una sola cosa: estamos en una etapa de transición. Los lectores de LUN en internet son personas que no nacieron leyendo noticias en una pantalla. LUN se está aprovechando de todo ese grupo que está acostumbrado al papel, pero que no resiste la comodidad de una conección web en la oficina. A un nativo, una persona que nació con la web, le parece ridiculo ‘hojear’ un diario virtual en una pantalla. (Más sobre esta etapa de transición en un post anterior: La prensa escrita, entre papel y pantalla)

LUN, para mi, no es un caso de éxito. Es solamente un buen ejemplo de cómo los diarios tratan de exprimir al máximo sus viejos modelos de negocio. Estar contento con los resultados de LUN.com hoy es peligroso, ya que impide aceptar que la manera de informarse ha cambiado, y el hecho que viene una generación con hábitos diferentes. En algún momento, la etapa de transición se va a acabar. La estrategia de LUN es una estrategia con una fecha de expiración.

El producto de LUN es atractivo. Pero lo atractivo aquí no es el formato, es el contenido (como también menciona Sebastian Beeche). Yo estoy convencido que un sitio web ‘normal’ con ese contenido, tendría visitas similares, al menos.

Sin quitar merito al equipo de LUN y lo valiente que es tomar la decisión de tratar la web de esta forma, para mi el título de la presentación de Agustin J. Edwards debería haber sido ‘Como estrujar al máximo el modelo de periodico tradicional, antes del cambio generacional’.

Actualización (gracias Gabriel por la acotación): Lo que si es muy notable, y que se me olvidó destacar, es el hecho que LUN ocupa las estadicticas web de la noche para dar forma a la versión impresa del día siguiente. Eso es un excelente ejemplo de dejar que la audiencia influye en el medio, pero esa práctica no tiene relación con el formato del sitio web de LUN como tal.

11-05-2009 | Microblogging

Algunas consecuencias del fenómeno Twitter

twitter450
Durante los últimos meses Twitter ha crecido muchisimo (tanto, de hecho, que el gigante Facebook cambió su estructura para aparecerse más a este sitio de microblogging). Aquí un par de consecuencias de este fenómeno de 140 caracteres.

Como fenómeno social

Twitter está filtrando la blogósfera.
Es el medio perfecto para todos aquellos que no quieren tener un blog, pero sí tienen algo que decir. Así, funciona como un filtro: muchos blogs han desaparecido en favor de un canal Twitter, lo cuál -a mi juicio- está muy bien, ya que es parte del crecimiento de los blogs como medio. Apostaría a que la calidad promedia de los blogs ha aumentado desde la aparición de Twitter.

Twitter privilegia a las personas sobre las instituciones.
Esto es una tendencia que ya había partido con los blogs, pero Twitter la llevó un paso más allá. Es imposible dar un mensaje corporativo en 140 caracteres, lo que hace que Twitter es por definición más personal. Buenos ejemplos de esto son los muchos CEOs que ocupan Twitter, y los periodistas @IvanValenzuela y @SoledadOnetto quienes -durante el noticiero que presentan- twittean para dar información adicional a lo que está en pantalla. Ya no es solo el canal que se comunica, son los periodistas mismos. Ya no son las empresas que se comunican, son los colabores mismos.

Twitter nos enseña a ceder algo de privacidad en cambio de interacción social.
Los primeros tweets siempre son incómodos. ¿Que escribo? ¿Qué debería ser privado y qué no? Twitter nos acostumbre a cierta transparencia. Cediendo un poco de su privacidad, uno se encuentra con gente nueva, puntos de vista interesantes y mucha ayuda de la comunidad. Somos animales sociales al fin del día.

Twitter aplana el mundo.
A mi me gusta el ciclismo. Uno de mis follows es @lancearmstrong. Cuando se cayó hace un par de meses, me lo contó el mismo. No fue a través de la prensa que supe, fue a través de Twitter, muy poco después de la caída. Lo mismo ocurre en otros ámbitos: Twitter acorta la distancia entre la oferta y la demanda de información.

Como herramienta de noticias

Twitter agrega una capa de difusión al paisaje de medios.
Esta capa es extramemente superficial (por la limitación de caracteres, obviamente), pero muy instantenea. Es un formato muy apropiado para difundir una noticia, eventualmente linkeando hacia una fuente con más detalle. (He escrito ya antes sobre este fenómeno).

Twitter es un filtro social.
Dependiendo de la gente que decides seguir, Twitter sirve como filtro de contenido. La inteligencia colectiva de tus follows en Twitter te puedo entregar una buena idea de las cosas que debes saber. Si está pasando algo realmente importante (para ‘tu mundo’) alguién de tus contactos seguro lo va a twittear. Claro que hay una distorción, pero probablemente esta distorción -generada por la composición del grupo de Twitteros que sigues- es justamente lo que genera la personalización. Estás haciendo tú filtro personal a partir de tus amigos. Twitter no va a reemplazar el noticiero de la noche, pero es una fuente adicional, altamente personalizable.

Twitter nos convierte a todos en un medio.
Esto es algo bastante obvio, con consecuencias grandes para el ‘periodismo’. No solo para las noticias grandes (el avión que ‘aterriza’ en el Hudson) pero sobre todo para la cola larga de noticias, todas esas cosas que para un medio masivo no son rentables por su contexto local o verticalidad. Además, lo importante no es que todos tengamos un medio propio. El cambio social ya se da al solo saber que podemos tener nuestro medio propio si algún día queremos.

Siguiente página »